STS de fecha 28 de junio de 2021. Naturaleza de los pagos en los contratos de resultado (obras) y en los de actividad (gestión de servicio) a efectos del devengo de intereses: pagos parciales a cuenta vs pagos de prestaciones llevadas a cabo.

Tratándose de una obligación continuada, el interés de la Administración titular del servicio público queda íntegramente satisfecho cada vez que, ajustándose a la periodicidad pactada, el contratista realiza la correspondiente actividad. Por ello, los pagos periódicos que la Administración le hace al contratista no son a cuenta. Y no lo son porque, en principio, se refieren a prestaciones ya íntegramente llevadas a cabo. Esto es diferente de lo que ocurre en el contrato de obra, donde sólo puede saberse si la prestación ha sido realizada de manera completa y satisfactoria una vez que la obra está concluida y ha sido recibida: aquí sí tiene sentido calificar los pagos parciales como a cuenta, puesto que están sujetos a lo que resulte de la liquidación final. En una obligación continuada, cada prestación es autónoma, en el sentido de que su realización correcta satisface el interés de la Administración titular del servicio público, refiriéndose los pagos a prestaciones íntegramente realizadas; comenzando a correr el plazo para reclamar intereses de demora en el momento en que la Administración debió hacer cada pago parcial y no lo hizo. Descargar resumen download